Barcino, historia de Barcelona (Parte 1)

En el siguiente post vamos a ver cómo se fundó la ciudad de Barcelona o Barcino. Nos adentraremos a su origen, el cual se remonta a la época del emperador Augusto, momento en que se consolida como una próspera colonia de la Roma Imperial.

Barcino, la Colonia Romana 

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que la ciudad de Barcelona (o Barcino) es muy antigua, ya que fue fundada en el siglo I ac, o sea tiene más de dos mil años de historia. Y lo segundo vamos a tener en cuenta es que la ciudad fue fundada, por los romanos, pero, en el mismo momento en el que Roma se está convirtiendo en un Imperio. 

La etapa imperial probablemente es la más conocida de la historia de Roma, es el momento en que se concentra todo el poder en un gobierno autocrático en manos de la figura del emperador, y es también cuando llevan a dominar buena parte del continente europeo, el mar Mediterráneo y parte de Asia menor.

Pero vamos a poner un poco de contexto. Porque la historia de Roma es muy larga y complicada, ya saben, Roma no se hizo en un día. Pero, para que nos entendamos, Roma tiene básicamente tiene 3 etapas en que se divide toda su historia: La Monarquía, la República y el Imperio. 

Roma, su historia y el origen de Barcino

La Monarquía es la etapa que empieza con la fundación de la ciudad de Roma en el centro de la Península Itálica por Rómulo en el Siglo 8 AC. Y Rómulo, ya saben quién es, están Rómulo y Remo, los dos hermanos amamantados por la loba. Que por cierto, Lupa en latín significa loba y prostituta. La loba de la leyenda era una prostituta y no una loba.  La Monarquía va a durar hasta el Siglo 6 AC, momento en que se expulsa al último monarca, se crea un senado y Roma se convierte en una república. 

Entonces, es a partir de esta nueva etapa republicana que roma empieza a proyectar por primera vez su dominio fuera de la península itálica. A expandir sus fronteras. El problema es que – y esto es lo importante –en este momento existía una ciudad que también se estaba perfilando como “potencia del momento” que era la ciudad púnica de Cartago.

Y bueno no vamos aquí a contar la vida de Cartago, aunque vamos a establecer que para el momento, Cartago ostentaban el mayor poderío naval del mundo antiguo eran grandes comerciantes y tenían bajo su control una parte considerable del mediterráneo – por este motivo los romanos y los cartagineses entran en conflicto rápidamente. Parece que los dos no cabían en el mediterráneo. 

Y este “conflicto”, que se conoce como Guerras Púnicas, es importantes y lo tenemos que nombrar porque, bueno, terminó definiendo quién iba a ser la potencia dominante en el Mediterráneo, pero, es importante para la historia de Barcino, por que es por estas guerras que Roma termina desembarcando en Hispania: nombre dado por los romanos a la península ibérica, que si asumimos el origen fenicio de la palabra, significa “tierra de conejos”. 

Los romanos llegan a Hispania a comienzos del siglo III para combatir contra los cartagineses. Pero, una vez los romanos ganan las Guerras Púnicas, pues no iban a abandonar simplemente el territorio, todo lo contrario, deciden establecerse en los antiguos dominios cartagineses y luego, inician un proceso de conquista de prácticamente todo el interior de la península.  Después de casi dos siglos de batallas contra los pueblos originarios, llamados pueblos iberos, los romanos logran establecer de manera exitosa la primera provincia, no insular, romana.

Y esto de expandir sus territorios al final se va a convertir en una especie de hobby de los romanos, porque no sólo controlaron estos territorios, después de las guerras púnicas, el dominio de Roma empieza a aumentar a un ritmo realmente vertiginoso. Ya para principios del siglo I ac habían logrado el control del norte de áfrica, la península ibérica, parte de la Galia, llegando incluso hasta Oriente Próximo.

La Roma Imperial y la fundación de Barcino

Entonces, retomando la idea anterior,  en este punto, cuando roma se se está consolidando como un imperio, es cuando tenemos entonces, la fundación de la ciudad de Barcino. Sabemos que se fundó entre el año 15 – 10 ac, y recibió el nombre de Colonia Iulia Augusta Faventia Paterna Barcino

Colonia por ser fundada con ese estatus; Iulia por la dinastía Julio-Claudia, a la que pertenecía el emperador del momento Augusto; por eso​ Augusta;​ Faventia es un término procedente del verbo latino faveo («favorecer»), al parecer por ser una colonia exenta de tributos; y Paterna como filiación con el emperador. Y Barcino viene de Barkeno, que era una inscripción que llevaban las monedas en el asentamiento ibérica que había antes de los romanos. 

La fundación de Barcino va a ser un poco tardía, o sea, no fue determinante en todo este proceso de romanización, si tenemos en cuenta que la península ya estaba totalmente pacificada. Y, otra  característica que tuvo la ciudad, es que como era una colonia pues era una ciudad muy pequeña, una ciudad digamos menor. Más aún si tenemos en cuenta que en esta época la ciudad más importante, digamos que la “capital”, era la antigua ciudad de Tarraco, en la actual Tarragona. 

Pero bueno, a pesar de ser una pequeña colonia, Barcino tenía todo lo necesario. Una de las principales características, de la manera en la que se expandió el imperio romano es que donde llegaba, digamos, que se reproducía a su imagen y semejanza. Digamos que el Imperio Romano iba conquistando, sometiendo a muchas culturas, pero al mismo tiempo, las integraba a su sistema urbanístico, político, lingüístico, incluso social. Es por este motivo que las ciudades romanas son muy parecidas todas, pero también es por este motivo que algunos de los mejores emperadores romanos llegaron a ser hispanos, como el caso de Trajano y de Adriano. 

De hecho, apenas se fundaba una ciudad romana, lo primero que se hacía, era construir un camino para conectar a la ciudad con Roma, el centro del Imperio. Estas calzadas sirvieron para el comercio y para la movilización dentro de las fronteras, pero, sobre  todo, fueron los caminos lo que se encargaron de la difusión de la cultura romana en toda la península. Es interesante pensar cómo por medio de las armas se construyó el imperio, pero al final, fueron los caminos lo que lo sostuvieron a través de los siglos. Y es por este motivo, que todo los caminos conducen a Roma. 

El auge de Barcino

Barcino va a ser fundada en un momento idílico. El imperio estaba empezando, la península estaba totalmente pacificada. Estaban los caminos. Todo iba genial. Y Barcino igual. 

La ciudad empezó siendo una ciudad pequeña y humilde, pero sabemos que rápidamente se convirtió en una ciudad con una economía muy próspera, tenía una actividad agrícola muy dinámica y un puerto que permitía el comercio con todo el imperio. De hecho por los restos arqueológicos sabemos que la ciudad estaba llena de viviendas lujosas.

Además de que la ciudad estaba dotada de todo lo necesario para su desarrollo: tenía unas murallas para su protección, los acueductos transportaban el agua a la ciudad, las termas garantes de la salud y bienestar de sus habitantes, tenía palacios y una plaza central dedicada a la vida pública y a los negocios. Muchos de estos vestigios están todavía visibles en la parte antigua de la ciudad. Incluso quedan todavía 4 columnas de lo que fue en su época un gran templo dedicado al culto del primer emperador romano Augusto.

Entonces, la ciudad se funda en el siglo I – vamos avanzando en el tiempo. Siglo 0, para que me entiendan, siglo I nuevamente, Siglo II, momento en el que Roma alcanza su máxima extensión, mejor dicho, llega al punto más álgido, y ¿qué pasa después? Ya cuando llegamos al siglo III llega la famosa decadencia y posterior caída del imperio romano. 

… Y la caída del Imperio Romano

Y ¿qué fue lo que desencadenó esta crisis que acabó con el imperio más importante de la antigüedad? Pues nadie se pone de acuerdo, algunas personas hablan de enfermedades, subida de impuestos, inflación, desempleo. Otros historiadores, incluso le echan la culpa a la llegada del cristianismo. En fin, fueron muchos los factores que se fueron acumulando. 

Y bueno, esta crisis se pudo haber quedado como una más en la larga historia romana, pero, coincidiendo con todos estos factores, se va a sumar uno que al final va a terminar siendo determinante. Ya que es en esta época cuando empiezan a llegar desde el norte de Europa diferentes migraciones de unos pueblos “extranjeros”, los cuales van a generar cierta “inestabilidad” en el imperio. Y yo creo que  ya saben a qué me estoy refiriendo, porque una de las teorías más extendidas, explica que la caída del Imperio Romano fue desencadenada por la llegada de los famosos bárbaros. 

Y tengo que hacer un pequeño paréntesis, cuando se dice bárbaro, no significa que sean literalmente bárbaros. La palabra bárbaro procede del griego y su traducción literal es «el que balbucea». Ya que tanto el griego como el latín son idiomas que se pronuncia muy bien, y a ellos les parecía que el idioma de estas personas extranjeras sonaba como un balbuceo. Entonces, en su origen, la palabra se refería a la manera en la que hablaban, no que fueran literalmente bárbaros. Aunque habían unos que si eran bárbaros, los vikingos estaban locos. 

El caso es que los bárbaros empiezan a llegar desde el norte, se instalan en los límites del imperio, en ocasiones servían en el ejército romano como mercenarios, aunque en otras ocasiones directamente atacaban y saqueaban las ciudades romanas. 

Pero volvamos a la península, porque a principios del siglo V suevos, vándalos y alanos atraviesan los Pirineos y se instalan en diferentes lugares de la península. Roma, que ya estaba evidentemente debilitada encarga a otro pueblo bárbaro, los visigodos, para que expulsara a estos pueblo y recuperara la autoridad en la península. 

Los visigodos eran un pueblo de origen germano que había invadido y quemado, literalmente, Roma hace un par de años, pero ahora trabajaban como ejército federado de roma y estaban encantados de expulsar – a cambio de un par de tierras – a estos otros bárbaros que se había asentado en la península.  

De hecho muchos historiadores hablan de que este es el origen de la decadencia de roma, como renuncian a la protección de sus fronteras y las entregan a grupos extranjeros. En los últimos años del imperio tenemos a bárbaros defendiendo el imperio de otros bárbaros, por lo tanto, no es que roma caiga por “culpa” de los bárbaros, es que al final los romanos dejan de defender su propia sociedad. La dejaron morir, básicamente. 

La historia de Roma finaliza en el año 476 con la famosa escena en la que Odoacro, rey de los Hérulos, envía a Bizancio las insignias imperiales tras deponer al último emperador Rómulo Augústulo. 17 odoacro Esta es la fecha en que los historiadores han fijado la caída del imperio romano de occidente. ¿Y qué pasó con Hispania? En Hispania seguían los visigodos, que aprovechan un poco el revuelo y fundan el Reino Visigodo, ya totalmente independiente de Roma. Y con este cambio de gobierno, de los romanos a los visigodos, entramos en la segunda etapa de la ciudad de Barcelona. Pero esto será otra historia…

📙 Bibliografía recomendada 📙

🔸 España romana (Historia. Serie mayor) — ver en amazon

🔸 Romanos de España — ver en amazon

🔸 Historia breve de Barcelona — ver en amazon

También te puede interesar

Deja un comentario